Argentina y Uruguay ardiendo por los casos de porno social

En los últimos meses se está viviendo una oleada de noticias protagonizadas por chicos y chicas que deciden mantener sexo en público y a la vista de todo el mundo. Donde más se han focalizado estas escenas de sexo es en países como Argentina y Uruguay, donde parece que la nueva moda es follar en lugares públicos y ser pillado por una cámara indiscreta para ofrecer porno gratis y que cualquier persona a través de internet pueda ver la escena erótica en cuestión. Muchos son los casos que se cuentan al respecto, por lo que la red está que arde con estos vídeos X que consiguen atraer la atención de miles de usuarios deseosos de su ración porno diaria. El caso es que ya se está empezando a comentar en las más altas instancias, e incluso el gobierno va a empezar a tomar cartas en el asunto para controlar este desmadre sexual.

Uno de los ejemplos más claros de este porno social que invade las calles de ambos países puedes verlo en mrpornogratis y es el de la Universidad de Buenos Aires, donde en la facultad de Comunicación se preparó este evento convertido en una fiesta sexual sin precedentes en la historia del centro. Dicho suceso provocó un revuelo enorme en todo el país, haciendo que el vídeo corriera como la pólvora en todos los portales de noticias de internet. El caso es que un grupo de estudiantes tuvieron sexo explícito en un aula sobre las mesas y las sillas bajo el título de “Pos Porno” dentro de la jornada “Miércoles de placer”. Lo mismo podemos decir de Uruguay, donde podemos observar un incremento de actos sexuales en plena calle y que son captados por cámaras indiscretas y mostrados al mundo entero. Un auténtico festival de vicio, sexo y lujuria, vamos.

El morbo del sexo público

Pero, ¿por qué nos da tanto morbo el hecho de contemplar a una pareja o a un grupo de personas practicando sexo? Un ejemplo de ello lo encontramos en el género del porno amateur, que va ganando terreno con el paso de los años dentro de la industria del entretenimiento para adultos. Son muchos los aficionados al porno que buscan nuevas experiencias y echan en falta el realismo en las películas X que consumen asiduamente. Por eso, el porno amateur o realista supone toda una bocanada de aire fresco dentro de la oferta actual. Además, en estos casos concretos de porno social, el factor de realismo se multiplica al saber que ninguno de los participantes son profesionales del sexo. Los actores y actrices porno no dejan de interpretar un papel dentro de sus escenas, pero los protagonistas de estos vídeos amateur son 100% reales y podrías imaginarte gozando junto a ellos en esta bacanal sexual.

Sea como fuere, es importante saber dónde está el límite y no practicar sexo en lugares en los que se pueda ofender o molestar a las personas que acudan a él. Es cierto que el morbo del voyerismo y el exhibicionismo es muy poderoso para algunas personas, pero siempre hay que hacer uso de él con respeto y sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *